Servicios Privados

Cómo abrir tu propio viñedo o empresa de vinos

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Montar una empresa de vinos

Lo de hoy es optar por ideas de negocio que nos permitan emprender y crear nuestra propia fuente de ingresos, y, ¿por qué no combinar esto con el cultivo de frutas y la horticultura? Sin duda este es uno de los sectores más soñados en el que muchas personas desean emprender y empezar con su propia empresa de vinos.

Aunque si bien parece una de las ideas de negocio más complejas, lo cierto es que no es así, pero deberás estar atento a cada paso, las regulaciones de tu país y todo el proceso para minimizar los riesgos de inversión.

Veamos cómo empezar:

Determina la actividad del negocio

Si vamos a empezar con la creación de un viñedo, esto no implica necesariamente que seremos nosotros quienes venderemos nuestro producto al cliente, pues también tenemos la opción de dedicarnos exclusivamente a la elaboración, para la distribución en volumen a los almacenes que atienden a las personas de forma directa. Esto nos va a permitir enfocarnos en esta actividad para elaborar el mejor producto y dejar la venta a un intermediario.

No obstante, es claro que también podemos abrir nuestro propio local de ventas al público, donde venderemos nuestro producto, pero lo recomendable es hacerlo luego, cuando el producto lleve un tiempo en el mercado y hayamos sacado más presentaciones o sabores. Pero esto no es requerido, puedes empezar como prefieras según veas el curso de tu actividad.

Aprende sobre viticultura y los procesos legales

Antes de iniciar, es fundamental que des el primer paso formándote y aprendiendo sobre todo el sistema de la viticultura. Esto te va a permitir estar asesorado y en conocimiento del tema de ahora en adelante, así sea que no te quieras dedicar a estar parte del procedimiento, pues un empresario debe conocer cada departamento de su negocio para llevarlo al éxito.

Permisos y licencias: Además de comprender el proceso de esta actividad, también es sumamente necesario que te asegures de conocer todo lo relacionado con permisos y trámites legales que debas realizar para poner el viñedo en marcha. Para ello debes acercarte a la entidad encargada de tu ciudad y allá obtendrás toda esta información que será esencial en tu actividad.

Elige la ubicación del viñedo

Para la ubicación de los viñedos, estos se establecen de acuerdo a la zona que presenta mejores condiciones para la producción de la uva, por lo que a menudo estas son zonas que cuentan con territorios cálidos donde el invierno no es fuerte ni presenta heladas tardías, y las posibilidades de escarcha son muy pocas durante la época de primavera. Aunque si bien podemos encontrar uvas para casi cualquier tipo de clima, son las uvas que se producen bajo las siguientes condiciones, las preferidas para la elaboración de vino.Recuerda determinar el tipo de uva que vas a cultivar.

Condiciones: Lo ideal es que las uvas puedan recibir el sol de forma directa, lo que supone muy poca sombra para ellas durante su crecimiento. En cuanto a la temperatura, se sugiere que la región cuente entre los 21°C durante las horas del día y entre los 15°C o 16°C durante las horas de la noche. También se recomienda el uso de vides injertadas en rizomas que son mucho más resistentes ante la filoxera que deteriora las raíces de las vides.

Realiza un plan de negocio para nuestra empresa de vinos

Antes de iniciar con la elaboración y adecuación para el viñedo, es momento de hacer un plan de negocios que nos permita, entre otras cosas, obtener datos sobre la inversión inicial para financiar el negocio. Para ello, tendremos que empezar cotizando los siguientes aspectos:

QUIZÁS TE INTERESE ...........  Iniciar una empresa de lavado en seco para autos

Financiación inicial: Al menos en los dos primeros años, es posible que las ganancias no sean muy altas, pues estamos iniciando, por lo que será necesario tener capital para cubrir no sólo los gastos de operación de este tipo, sino también los propios, si es que en el momento no contamos con otra fuente de ingresos.

Espacio para el viñedo: De acuerdo al lugar, los precios por hectárea pueden ser sumamente variables, por lo que será necesario asegurar un espacio fijo para la producción garantizando su estabilidad al menos durante los primeros 12 meses de operación y producción del viñedo.

Acondicionamiento del lugar: Esta parte incluye desde las herramientas para la adecuación para cada una de las vides, hasta los pesticidas, mallas y demás elementos que tengamos que usar en el proceso, como las espalderas, las vides, artículos de recolección, madera, etc.

Personal de operación: Aunque si bien deseamos empezar un negocio por nuestra propia cuenta, lo cierto es que un proyecto como éste requiere de más personas desde el momento en el que se crea. La etapa de producción es una de las más importantes y que más atención debe tener, por lo que al menos necesitaremos contar con una o dos personas más.

Construye el viñedo

Entre las fila de vides debe existir al menos 6 pies de espacio y unos 3 pies entre cada planta de manera individual, esto debido a su vulnerabilidad ante hongos y microorganismos, también debemos dejar el espacio suficiente para evitar la producción de sombra, permitiendo el paso del sol directo. Si te encuentras en un clima que supera los 30°C, lo recomendable es plantar el viñedo en pendientes hacia el norte para evitar el calor en altos niveles, mientras que si es menor, podemos plantarlo en una pendiente cuesta abajo con dirección hacia el sur.

Para empezar, sugerimos alrededor de 9 Kg de fruta que nos permitirán obtener 4 litros, aunque si bien esta es una cifra general, debemos tener en cuenta que de acuerdo al tipo elegido de uva, esta será capaz de producir una cantidad diferente.

Procedimiento:

  1. Inicia haciendo agujeros para colocar allí cada una de las vides, los cuales deberán tener una profundidad de 10 a 15 cm y de 15 a 20 cm de diámetro. Este es el espacio ideal para que las raíces puedan crecer de forma natural y mucho más cómoda.
  1. Las vides deben tener un apoyo antes de que empieces a plantarlas, las cuales le van a facilitar el crecimiento y soportarán su peso, pues en muchos casos este es tanto que pueden quebrarse en el proceso. Para ello, realiza espalderas de alambres o cercas simples. También puedes comprarlas en almacenes de jardinería, por ejemplo.
  1. Una vez hayas realizado lo anterior, es momento de empezar a plantar las vides, para ello recomendamos que haya finalizado previamente la época de frío. Además de las espalderas, también puedes colocar postes de entrenamiento a las que estén atadas las vides para su crecimiento individual y dirigido hacia la espaldera que ya hemos colocado.
  1. Es preciso colocar mallas sobre y alrededor del viñedo para evitar el ingreso de aves, tuzas, venados, conejos que puedan afectar a las vides, así como insectos y pestes mucho más grandes a los que son muy vulnerables este tipo de cultivos. Consulta con un experto para acondicionar tu espacio y evitar los ataques.
  1. Ahora sólo queda esperar para verlos crecer.

Para la construción ten en cuenta: plantación de vides extras para garantizar que obtendrás la cantidad que pronosticas y no menos de ella, analiza todo el proceso y lleva un registro que te permita establecer modelos de operación de acuerdo a cantidades y resultados. Con el paso de temporada, ten en cuenta que los cultivos de vides o viveros, generan pedidos, por lo que deberás hacer el tuyo al menos con un año de anticipación.  

QUIZÁS TE INTERESE ...........  Cómo montar una empresa de instalación de duchas

1 Comment

Write A Comment

Muchos Negocios Rentables Muchos Negocios Rentables Muchos Negocios Rentables